Entrada destacada

不为人知的西班牙宝地-毕尔巴鄂(Bilbao)

不为人知的西班牙宝地-毕尔巴鄂(Bilbao)【原创】【多图】  2015-09-17   欧亚丝路   欧亚丝路 其实跟大多数国人一样,在来西班牙之前,对其了解也基本停留在首都马德里,奥林匹克浪漫城市巴塞罗那,疯狂的奔牛节,不人道的斗牛,热情的敷朗明哥和香喷喷的海鲜饭。 如今在...

2014/02/15

¿Debate plural en China? http://www.catedrachina.com/debate-plural-en-china/

¿Debate plural en China?

(Reproducimos, para debate, el texto contenido en el editorial de nuestra
revista “ Cátedra China”)
Hace unos meses asistí a una mesa redonda sobre el futuro de
China en el mundo, uno más de los debates que, afortunadamente, van
proliferando en diversos foros. En este caso, tenía especial relevancia por
la calidad de los analistas que participaban en él y por el foro convocante,
el “European Council on Foreing Relations” (ECFR), el primer think tank
paneuropeo. Varios de sus miembros acababan de estar más de un mes
en China, en diálogo abierto con intelectuales y políticos chinos de alto
rango. Coincidían todos, desde diversos puntos de vista y diversos
criterios, en que había sido un diálogo franco, sin limitaciones y quehabían encontrado en sus interlocutores un gran conocimiento de la
política mundial, con posiciones divergentes, incluso enfrentadas, sobre
los principales problemas políticos y económicos del mundo actual. Se me
quedó grabada esta frase-resumen de una de ellos, que cito casi
textualmente: “Fui a China creyendo que me iba a enfrentar con un
mundo de pensamiento monolítico y he constatado, por el contrario, que
China es hoy, en mi opinión, la mayor fábrica de ideas del mundo”. Y, en
su exposición, Ana Palacio, ex Ministra de Asuntos Exteriores, hoy
miembro de Cátedra China, nos mostró, con datos de sus conversaciones,
las razones de su afirmación.
No son ya pocos los analistas occidentales que abundan es esta
misma idea, tras sus experiencias personales de debate en China. El
mismo Mark Leonard, como director del ECFR, tras una serie de
conversaciones en China, las resumió, en 2008, en su libro “Qué piensa
China?”, con múltiples ejemplos de intelectuales chinos que alientan esa
“fábrica de ideas”, desde posiciones neocons, neoliberales, a posiciones
de defensa del estado del bienestar y la democracia, o posiciones de
izquierda radical.
He tenido la suerte de constatarlo a lo largo de muchos años, como
muestro en mi libro “China 2050”. Y, muy recientemente, lo hemos
podido comprobar un grupo de miembros de Cátedra China que, junto
con otros expertos, fuimos invitados a un diálogo con ocho altos
dirigentes del Partido Comunista China, que visitaban la UE para conocer
qué pensamos de China, de su papel en el mundo, de su política…

Entre las cuestiones abordadas en este diálogo, destaco dos:
1. Cómo se posiciona el Gobierno y el Partido Comunista de
China frente a las dos políticas económicas hoy en debate
en Occidente: neoliberalismo a ultranza o socialdemocracia
y estado del bienestar.
La respuesta fue nítida: nuestra posición predominante es la
defensa del estado del bienestar y para ello se están
tomando medidas efectivas de mejora de los servicios
públicos hasta garantizarlos para todos los ciudadanos,
aunque todavía nos falta mucho para conseguirlo.
2. Si cabe esperar en China una transición democrática
profunda, que garantice todos los derechos humanos y la
participación política pluripartidista.
La respuesta también fue nítida: transición democrática sí, y
estamos dando pasos hacia la democracia participativa.
Democracia pluripartidista como la entendéis en Occidente,
no. Creemos que la idiosincrasia del pueblo chino y su
historia nos exigen una transición democrática adaptada a
nuestras peculiaridades.
Evidentemente, simplificamos en este resumen tanto las cuestiones
como las respuestas (y hubo otras cuestiones abordadas como las
relaciones de China con España y la UE, la corrupción, el turismo chino…y
otras varias), pero hemos elegido y resumido esas dos cuestiones, por ser
a las que se dedicó más tiempo y porque, en mi opinión, expresan
gráficamente el debate abierto en China entre sus dirigentes, aunque no
agotan todas las posiciones ni los matices que hoy se debaten en China.
Y una reflexión adicional para este diálogo entre Occidente y
China, desde mi modesta, aunque larga, experiencia: ¿no podría
incrementarse el debate entre nuestros dos mundos, desde un sincero
diálogo (=intercambio de palabras-argumentos-razones), es decir no sólo
mostrando lo que podemos aportar, sino abiertos a lo que podemos
aprender, desde ambas partes? Y, desde Occidente, ¿no tendremos algo
que aprender de la transformación actual en China aún inacabada, desde
lo que se da en llamar “el modelo chino”, para sanear y enriquecer
nuestra democracia, para librarnos de la dictadura de los mercados, hacia
una progresiva igualdad en derechos y servicios?
Gracias a Cátedra China.
Publicar un comentario