Entrada destacada

不为人知的西班牙宝地-毕尔巴鄂(Bilbao)

不为人知的西班牙宝地-毕尔巴鄂(Bilbao)【原创】【多图】  2015-09-17   欧亚丝路   欧亚丝路 其实跟大多数国人一样,在来西班牙之前,对其了解也基本停留在首都马德里,奥林匹克浪漫城市巴塞罗那,疯狂的奔牛节,不人道的斗牛,热情的敷朗明哥和香喷喷的海鲜饭。 如今在...

2016/03/23

En el país de los Milagros, cualquier objetivo es alcanzable, si se realiza una correcta planificación!

En el País de los Milagros (económicos) se alcanzan los objetivos más ambiciosos, aplicando políticas minuciosamente planificadas.

Desde la publicación del XIII Plan Quinquenal Chino (2016-2020),no han faltado reflexiones, conclusions y pronósticos negativos, denunciando la insostenibilidad de los planes del gobierno de Pekín. No son menos quienes auguran un empeoramiento del bienestar de los ciudadanos chinos, resultado de los ajustes anunciados (reducción del exceso de capacidad de producción actual de China). Sin embargo, no resulta evidente que el resultado vaya a ser como algunos pronostican.

Es bastante habitual medir y sacar conclusiones de lo que acontece en China, utilizando parámetros propios de una sociedad occidental. De esta manera, procesamos datos y acontecimientos según un esquema diferente al que realmente funciona en China. Por eso, un análisis que resultaría irrefutable en Europa o en América, no lo es cuando se analiza China. Ni el gobierno, ni las empresas, ni los bancos en China, se regulan y actúan de manera comparable a como gobierno, empresas y bancos actúan en Occidente. Este es el motivo por el cual dos escenarios económicos, a primera vista idénticos, uno en China, otro en Europa, conducen a nuevos escenarios radicalmente distintos.

A modo de ejemplo y simplificando mucho, un gobierno con poder ejecutivo cuasi-ilimitado, que no debe rendir cuentas cada 4 años en las urnas, que controla los bancos y que es propietario de las empresas con sobre-capacidad que pretende reformar, puede actuar de manera mucho más efectiva que un gobierno occidental que acomete un proceso de reconversión industrial con menos capacidad de maniobra, menos recursos, y menos tiempo para obtener resultados positivos, antes de las próximas elecciones. Así, partiendo de situaciones aparentemente similares se obtienen resultados radicalmente distintos.

Esta método de análisis de las políticas chinas, desde un esquema lógico occidental, está en el origen de tanta previsión catastrofista que nunca se cumple.

Los problemas que China tiene son problemas que no pillan por sorpresa a los propios chinos. Son problemas planificados y anunciados. Son el coste del ajuste que conlleva acometer una transformación económica profunda como la que el gobierno chino ha iniciado, actuando en los pilares de la estructura económica del país. No se pasa de una economía soportada en la industria (hasta el punto de haberse denominado a China “la fábrica del mundo”) a otra donde el crecimiento llega por un aumento sostenido del consume privado y por la pujanza del sector servicios.

En un proceso de ajuste como el chino, es inevitable que se cierren empresas, arrastrando a bancos y generando desempleo. La reconducción de una situación en la que empresa/ banca/ empleo se deterioran fuertemente, resultaría costosa y dolorosa en un país como España (p.ej. durante la reconversión del sector naval que vivió España en los años 80). Pero, en el caso chino, se trata de un ajuste a corto plazo, planificado y, hasta cierto punto, controlado, gestionable por un gobierno con gran capacidad ejecutiva, que fija sus propios plazos, y que dispone de recursos suficientespara soportar el coste del ajuste.

No es éste el peor momento económico por el que haya pasado China en el desarrollo de sus 12 planes quinquenales previos, y siempre ha salido adelante, fortalecida en cada proceso anterior. Ahí están los resultados que avalanlo que se ha denominado el milagro económico chino. La situación actual nada tiene que ver con la que existía en el 2º Plan Quinquenal (1958-1962). Este 2º plan se convirtió en un documento abierto que reflejaban los objetivos políticos y económicos propuestos y constantemente alterados por Mao Zedong. Uno de los objetivos utópicos en ese plan fue el "gran salto adelante", que pretendía que la economía China superara a la del Reino Unido y redujera el gap de riqueza con los Estados Unidos durante los cinco años del plan. Pero los resultados fueron horribles y el hambre asoló el país. El 3º Plan quinquenal fue implementado mucho más tarde, en 1966 (después de esta etapa de caos económico). Ningún plan ha tenido tales consecuencias negativas extremas para la población china como las que deparó el 2º plan de Mao. Con mucho sufrimiento y no menos esfuerzo, China salió adelante.

¿Por qué motivo no lo va a hacer ahora, desde una posición mucho más fuerte y en un escenario que parece un camino de rosas comparado con el que dejó el 2º plan quinquenal?.

Finalmente, no podemos dejar de señalar que este gobierno chino ya está adoptando las medidas necesarias para paliar los efectos de la reducción de capacidad productiva en sectores industriales tradicionales.

Crecer a una media del 6,5% anual en los próximos 5 años, generando empleo neto, redistribuyendo lariqueza en beneficio de los menos favorecidos por el crecimiento económico de los últimos años, no es ninguna utopía. Un análisis objetivo del escenario chino, desde la realidad diferente de unos parámetros económicos de características chinas, considerando los logros del pasado en circunstancias infinitamente peores, permiten concluir que la fórmula "escenario actual-políticas de reforma previstas- objetivos fijados" es coherente y los objetivos previstos son perfectamente factibles. 

¡En el país de los Milagros, cualquier objetivo es alcanzable, si se realiza una correcta planificación!

Publicar un comentario