Entrada destacada

不为人知的西班牙宝地-毕尔巴鄂(Bilbao)

不为人知的西班牙宝地-毕尔巴鄂(Bilbao)【原创】【多图】  2015-09-17   欧亚丝路   欧亚丝路 其实跟大多数国人一样,在来西班牙之前,对其了解也基本停留在首都马德里,奥林匹克浪漫城市巴塞罗那,疯狂的奔牛节,不人道的斗牛,热情的敷朗明哥和香喷喷的海鲜饭。 如今在...

2018/12/02

Manos Fuera de China: China-África: un nuevo acuerdo









China-África: un nuevo acuerdo

Por Leo Zhao

Durante 500 años, sin excepción, las potencias extranjeras en la tierra de África se han servido exclusivamente a sí mismas y han practicado una explotación brutal. Por ello es difícil, por no decir imposible, imaginarse la posibilidad de otro tipo de relación entre extranjeros y africanos. Pero hoy, en un momento crucial de transformación a nivel mundial, y por muchas razones que incluyen el futuro de poblaciones enteras y el mundo en su conjunto, es de una importancia vital no solamente imaginar, sino también observar y apoyar, basándonos en hechos concretos, la construcción de un nuevo tipo de relaciones.


Panorama general

La serie de encuentros celebrados en el marco del Foro Trienal de la Cooperación China-África entre chinos y jefes de estado africanos, donde se deciden conjuntamente el curso de los compromisos y planes de proyectos específicos, comenzaron en el año 2000, marcando un nuevo capítulo histórico para ambos continentes. Echemos un vistazo rápido al tipo de proyectos que han tenido lugar desde entonces:

“De una total de 1673 proyectos implementados por las empresas chinas en los países africanos, 757 fueron a parar en manufacturas y sectores relacionados, 215 en sectores sociales, 192 en sanidad, 161 en educación, 115 en transporte e infraestructura, 106 en sector agrícola, 83 en energía, y solamente 44 en minería.”[1]


“Hay una cantidad estimada de 800 corporaciones chinas que hacen negocios en África, siendo la mayoría de ellas empresas privadas que invierten en infraestructura, energía y sector bancario. Las líneas de créditos blandos e incondicionales (con tasas de interés de 1.5% sobre 15-20 años) han ocupado el lugar de los créditos occidentales, más restrictivos y condicionales. Desde el año 2000, se han cancelado más de 10.000 millones de dólares de deudas de naciones africanas con la República Popular China.”[2]


“La educación y la transferencia de know-how tecnológico representan una parte creciente de los esfuerzos de China por ejercer un "soft power" en África. Existen más de 20 centros de entrenamiento agrícolas conducidos por China y alrededor de 40 academias de idiomas, centro Confucio, a lo largo y ancho del continente. El ministro de asuntos extranjeros chino Wang Yi dijo la semana pasada que su gobierno ofrecería 10.000 becas a funcionarios africanos para estudiar en China en la próxima década. China ya es la destinación número 1 de estudiantes africanos de países de habla inglesa, por delante del Reino Unido y los Estados Unidos.”[3]

Los proyectos chinos no se concentran en países ricos en recursos, sino que se distribuyen por todo el continente. En Angola, los 14.500 millones que han sido invertidos se reparten por todo el país para obras de reconstrucción, mientras que el petróleo angoleño está en el litoral. En el Congo, la multitud de carreteras construidas conectan el país con los países de alrededor, y no conducen hacia la costa. Las vías férreas, como la que se ha construido en Kenya, no solamente permiten transportar materiales fabricados por los británicos, sino que impulsan las economías locales y facilitan el comercio entre las regiones y naciones africanas. Hay 25 empresas chinas que construyen infraestructura en Etiopía, un país que prácticamente no tiene nada en cuanto a recursos naturales.

El séptimo encuentro del Foro para la Cooperación entre China y África tuvo lugar a principios de este año, reuniendo a 53 líderes africanos (todos menos uno), y en el mismo se anunció un nuevo plan de desarrollo implicando 60.000 millones en inversiones para África. Esto incluirá “15.000 millones en subvenciones y préstamos libres de intereses; 20.000 millones en líneas de crédito; un fondo de 10.000 millones para financiación al desarrollo; 5000 millones para financiar las importaciones desde África; y la condonación de deudas para las naciones africanas más pobres que tengan relaciones diplomáticas con China”. Otro desglose se puede consultar aquí. Para un panorama más comprensivo de los proyectos chinos en África, ver este informe del instituto japonés Institute of Developing Economies.
(cont.)
Manos Fuera de China: China-África: un nuevo acuerdo: Por Leo Zhao Durante 500 años, sin excepción, las potencias extranjeras en la tierra de África se han servido exclusivamente a sí mismas...
Publicar un comentario